Todos los desnudos, el desnudo.

Mas de treinta artistas visuales presentan sus obras en Desnudos, una revalorización contemporánea de un clásico de las artes, la representación del desnudo humano.
Inauguración: miércoles 9 de octubre 19 hs
.

Todos los desnudos, el desnudo
El desnudo artístico ha sido uno de los géneros característicos –¿favorito?– de los artistas, en sus diferentes representaciones, desde la Antigüedad hasta nuestros días. A través de los siglos, las escuelas, las culturas, cada período, cada artista, hizo del desnudo lo que podría pensarse como una “máquina de representar/nos”.

¿Qué es eso que definimos como desnudez (y que nos diferencia de los animales)? De la pureza al pudor, de la osadía a la provocación, del hétero al homoerotismo, de la publicidad a la pornografía, del tabú a la crítica feminista, los diferentes significantes a los que asociamos el cuerpo desnudo se superponen sin terminar de cerrar un sentido.

¿Cómo y sobre todo para qué lo haríamos? Aunque frecuentemente asociado al erotismo, el desnudo, visto a través de la lente del arte, también propone visitar, como se verá en las obras presentadas en esta muestra colectiva de la Galería, otros territorios: la infancia, la soledad, el cuerpo fantástico (u onírico), el humor, la anatomía, el autoretrato desnudo, el cuerpo, en fin, con bordes más o menos desdibujados, el cuerpo añoso, el cuerpo imaginado, el cuerpo fingido.

Occidente y las calamidades que vivimos a diario nos han dejado sin ingenuidad posible. Y en la actual sociedad cíber y sobreexpuesta, donde todo lo privado se vuelve público e imagen, ya no podemos pensar un desnudo sin el gesto previo de una pose. Aún así, queremos pensar que en el instante de plasmar su desnudo, el artista –y su modelo– llevan a cabo una ceremonia –a veces profana, a veces sagrada–, siempre vertiginosa y liminar.
Natalia Ginzburg

Central Newbery. Galería de Arte