El Año Nuevo Chino se celebra en el Barrio de Belgrano con diversas expresiones de la cultura y la tradición china.

La llegada del Año Nuevo Lunar o Fiesta de la Primavera, conocido por nosotros como Año Nuevo Chino, se celebra este fin de semana, 25 y 26 de enero en el “barrio chino” de Belgrano.

Este nuevo ciclo lunar, el 4718 corresponde a la Rata de Metal, el primer animal del zodiaco chino. Los festejos incluyen numerosas actividades como demostraciones de artes marciales, shows con música en vivo, stands de gastronomía asiática y la infaltable danza de dragones y leones, con la participación de más de 200 artistas en escena, y la instalación de stands gastronómicos y culturales.

La celebración moviliza en Argentina a más de 100.000 personas, en una tradición capaz de trascender los límites de la comunidad china en el país.

Una de las actividades novedosas que comenzó el pasado 18 de enero y se extenderá hasta el 9 de febrero, es la Ruta del Año Nuevo Chino, se trata de un recorrido por 10 estaciones de la ciudad de Buenos Aires relacionadas con la cultura china.
Dicha ruta cuenta con paradas en el Museo de Arte Oriental, la Casa de la Cultura China, el Instituto Confucio de la Universidad de Buenos Aires, restaurantes con demostración de gastronomía tradicional, visitas a cines y para finalizar, se realizará una actividad de cierre en el estadio Club Atlético River Plate.

El domingo 26 de enero tendrá lugar la competencia de Botes del Dragón, una tradición milenaria que cuenta con más de 2.000 años y será realizada en el barrio de Puerto Madero.

El festejo central por la llegada del Año Nuevo Lunar será el 2 de febrero, a partir de las 12:00 hs en la plaza Parques Nacionales en donde se podrá disfrutar y participar de diversas expresiones de la cultura y la tradición china de distintas índoles, tales como caligrafía, pintura, medicina tradicional, muestras de tai chi chuan y kung fu, práctica de idioma chino y danzas.
En esta jornada oficial, se efectuará el “clavado de pupilas”, ritual que representa el despertar de los dragones para dar inicio al nuevo calendario lunar y despedir las viejas energías.