Es hora de demostrar de qué estamos hechos. Una médica denunció al consorcio donde vive por prohibirle transitar el edificio.

Que no le toque salvarle la vida a ninguno de sus vecinos.

Una médica de un hospital de la localidad bonaerense de Vicente López radicó una denuncia penal contra el consorcio del edificio donde vive, que pegó una nota en diversos lugares del inmueble que le comunica una prohibición de transitar espacios comunes con los otros propietarios bajo apercibimiento de acciones civiles o penales.

La denuncia fue radicada en la fiscalia penal 8 de la Ciudad de Buenos Aires por ¨la comisión de delito de discriminación, entre otros, contra los propietarios del consorcio de la calle Amenabar 1656, en perjuicio del personal de salud que vive en dicho edificio” según la presentación a la que accedió Telam.

Vadim Mischanchuk, abogado de la medica, que pidió reserva de su identidad, dijo a Telam que su defendida “está muy angustiada” y “no quiere volver al edificio” del barrio porteño de Colegiales.

Detalló que la colocación de ese cartel ¨no solamente discrimina a un trabajador de la salud sino que además genera pánico en un momento muy especial de la sociedad¨.

El texto pegado en las paredes del edificio dice :”Atento a su alto riesgo creado por su actividad se ha comunicado a la autoridad correspondiente la situación de riesgo generada en el edificio y que, hasta tanto se tome otra medida, se intima a evitar el tránsito y permanencia en zonas comunes”.

La nota que se hizo viral en las redes extiende la prohibición a “elementos tales como picaportes, barandas de la escalera, acceder a terraza y demás elementos atento a la gravedad de la pandemia”, dice la nota que recibió una médica que vive en el tercer piso del edificio.

“Caso omiso se le imputarán los delitos y/u omisiones en que usted recayera en virtud de lo normado por el capítulo VII y concordantes del Código Penal Argentino, reservando acciones de naturaleza civil y/o penal pudieran ser motivo de reclamo por su proceder, omisión, negligencia y/o impericia”, concluye el texto sin sellos ni membretes que lleva por firma “Consorcio de propietarios”.

El abogado aseguró que recibieron denuncias de este tipo de varios médicos afiliados a la Asociación de Médicos Municipales temiendo que esto suceda también en sus edificios en perjuicio de ellos y de sus familias”.

Y agregó que ¨no existe ninguna figura legal por la que los médicos puedan ser denunciados por sus vecinos, por eso es una clara muestra de discriminación y caza de brujas”.

Mischanschiuk remarcó, además, que si bien es la primera denuncia que reciben “esperamos haber llegado a tiempo para que no se repita una conducta como esta”.

Respecto a la denuncia destacó que “tiene por objeto que cese el acto de discriminación y que se investigue la comisión de otros delitos porque generar una caza de brujas a partir de información falsa y totalmente ignorante que es caminar por el edificio o tocar picaportes¨.

“Va en contra de la sociedad ya que no solo queremos defender a uno de nuestros médicos sino demostrarles que esta no es la manera de manejarse frente a una pandemia pese a que muchos nos felicitan y apoyan”, subrayó el letrado.

El secretario general de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la provincia de Buenos Aires (Cicop), Guillermo Pacagnini explicó a Telam: ¨Nos parece una barbaridad anticientífica y antidemocrática, porque es una discriminación a una ciudadana que encima después, si se enferma, lo tiene que atender”,

Por su parte, una vecina que vive en el segundo piso del edificio referido en la denuncia mencionada, aseguró a Télam que no avala el texto enviado a la médica, que no fue consultada y que “se enteró por la televisión”.

“El que lo hizo ahora tiene que dar la cara y eso estamos pidiendo en un chat de vecinos porque no podemos caer todos en la misma bolsa. Es horrible esa carta, dice cosas muy hirientes”, dijo.

Fuente: Telam