Un delincuente murió tras ser abatido en un tiroteo con policías retirados, tras un intento de asalto en el barrio de Belgrano.

El echo ocurrió en la Plaza Manuel Belgrano, entre las calles Echeverría y Vuelta de Obligado, donde el delincuente recibió un balazo en la cabeza, mientras que los otros tres escaparon en moto.

Un delincuente murió este lunes a la tarde de un balazo en la cabeza luego de tirotearse con dos policías federales retirados a los que pretendió asaltar junto a tres cómplices que lograron escapar en el barrio porteño de Belgrano, informaron fuentes de la fuerza.

El enfrentamiento ocurrió en una de las veredas de la Plaza Manuel Belgrano, ubicada entre las calles Echeverría y Vuelta de Obligado, en el mencionado barrio porteño, donde el delincuente fallecido recibió un balazo en la cabeza, mientras que los otros tres escaparon en moto.

Fuentes policiales indicaron que todo comenzó cuando dos suboficiales retirados de la PFA que se hallaban vestidos de civil fueron interceptados por cuatro delincuentes que se movilizaban en dos motos y que supuestamente pretendieron asaltarlos.
En ese momento, las víctimas se dieron a conocer como exintegrantes de la fuerza de seguridad y comenzó un intercambio de disparos con los asaltantes.

Los pesquisas señalaron que en ese momento, tres de los delincuentes lograron darse a la fuga mientras que un cuarto cayó luego de ser alcanzado por un impacto de bala en la cabeza.
Por su parte, uno de los policías fue atendido por el SAME con una lesión en la frente producto de un golpe, aunque sin gravedad, dijeron las fuentes.

Carlos, un vecino de la zona, dijo a la señal Todo Noticias que se escuchó un solo disparo y que observó “a un hombre calvo” golpeado en la cabeza y otro “gordo” que salió corriendo.
“Se escuchó un solo disparo, que parece que fue certero porque el hombre quedó tendido sobre el asfalto. Vi un arma plateada en manos del hombre calvo”, aseguró.

En tanto, Diego Santilli, vicejefe del gobierno porteño y secretario de Seguridad de la Ciudad, aseguró en diálogo con los medios, que la Policía se encuentra analizando las imágenes de las cámaras de seguridad para dar con los delincuentes.

Cuatro delincuentes siguiendo a unas personas que habían salido de una financiera, de un transporte de caudales, quieren robarle a un policía federal retirado y se produce un enfrentamiento en el que muere uno de los delincuentes”, explicó Santilli.
“Estamos haciendo el seguimiento de las cámaras para ver el destino de esas motos y detener a los delincuentes que tienen que estar presos”, agregó.

El hecho es investigado por el juez en lo Criminal y Correccional porteño Martín Yadarola, quien ordenó una serie de medidas en busca de los sospechosos.
Télam