Linfoma de Hodgkin: el 90% de los pacientes se curan si se detecta en forma temprana

Linfoma de Hodgkin: el 90% de los pacientes se curan si se detecta en forma temprana

Reconocer los síntomas es primordial para un diagnóstico precoz y tratamiento efectivo. ¿cómo reconocer esta enfermedad?

Por la Dra. Sofía Burgos

Asesora Médica de la Asociación Civil Linfomas, Mielodisplasias y Mielofibrosis de Argentina (ACLA)

M.N. 147.448

Los linfomas constituyen un tipo de cáncer del sistema linfático. Dicho sistema se encuentra compuesto por los ganglios linfáticos y una extensa red de vasos que los conectan, denominados vasos linfáticos. Estos órganos forman parte del sistema inmunológico que se encarga de la defensa del organismo. Los ganglios linfáticos se distribuyen por todo el cuerpo. Algunos son accesibles a la palpación (cuello, axilas, ingles) y otros son profundos, hallándose en el interior del tórax y del abdomen. El tejido linfático se encuentra ampliamente distribuido en el organismo, hallándose también en amígdalas, tubo digestivo, bazo, timo y médula ósea.

El linfoma de Hodgkin (también conocido como enfermedad de Hodgkin) es un cáncer del sistema linfático, que forma parte del sistema inmunitario. En el linfoma de Hodgkin, las células del sistema linfático crecen de manera anormal y pueden diseminarse mucho más rápido que otro tipo de linfoma. El linfoma de Hodgkin se divide en dos grandes categorías: Linfoma de Hodgkin clásico, el cual constituye el 95% de todos los linfomas de Hodgkin y el Linfoma de Hodgkin de predominio linfocítico nodular.

La causa del linfoma de Hodgkin comienza cuando las células que combaten las infecciones desarrollan mutaciones genéticas. Éstas les indican a las células que se multipliquen rápidamente, lo que genera muchas células enfermas que continúan multiplicándose. La mutación provoca una gran cantidad de linfocitos anormales de tamaño significativo que se acumulan en el sistema linfático, donde desplazan a las células sanas y causan los signos y síntomas del linfoma de Hodgkin.

De acuerdo con estadísticas internacionales, cada año se diagnostican en el mundo 2,5 casos de linfoma de Hodgkin cada 100 mil habitantes, en Argentina representa alrededor de 1000 casos anuales. Puede afectar a personas de cualquier edad, pero es más frecuente en hombres de 20 a 40 años y en los mayores de 55 años de edad, también son de riesgos aquellas personas que hayan tenido una infección por virus de Epstein-Barr y aquellos que tienen antecedentes familiares de linfomas.

La Asociación Civil Linfomas, Mielodisplasias y Mielofibrosis de Argentina (ACLA) hace hincapié en reconocer los síntomas a tiempo, algunos de ellos son: agrandamiento indoloro de un grupo ganglionar (cuello, axilas e ingle), pérdida de peso, sudoración nocturna, fiebres inexplicables (sin una causa infecciosa que los justifique). Otros síntomas pueden ser la fatiga, falta de energía, pérdida de apetito, tos y/o picazón persistente en todo el cuerpo (generalmente sin lesiones visibles en la piel), sensación de falta de aire o infecciones recurrentes. El 60% de los pacientes suele no presentar ningún síntoma al momento del diagnóstico.

El diagnóstico del linfoma de Hodgkin se realiza mediante una biopsia de un ganglio linfático sospechoso y biopsia de la médula, además de análisis de sangre (hemograma y bioquímica) y una prueba de imagen para detectar la presencia de ganglios patológicos u otras áreas afectas.

El tratamiento se va a elegir dependiendo de varios factores como el tipo y la etapa del linfoma de Hodgkin, la edad y el estado general de salud del paciente. Para su tratamiento se utilizan por sí solas o combinadas diversas estrategias tales como la quimioterapia y la radioterapia. En algunos pacientes pueden ser tratados con trasplante de médula ósea.

El éxito del tratamiento del linfoma de Hodgkin es de un 90% si se detecta en forma temprana, es por ello que ACLA siempre está trabajando para lograr que la enfermedad y sus síntomas tengan mayor difusión, a partir de charlas informativas a cargo de médicos especialistas en esta patología. Además de acompañar a los pacientes en el acceso a tratamientos también brinda apoyo psicológico para los pacientes y familiares a cargo de la Lic. Mariana Godoy. El viernes 8 de julio a las 19 horas se realizará por Zoom un encuentro de apoyo emocional para pacientes con linfomas. ID: 832 6101 4604 Clave: ACLA

Acerca de Linfomas Argentina

La Asociación Civil Linfomas Argentina es una asociación sin fines de lucro que trabaja dando a conocer información, creando espacios de encuentro y ofreciendo orientación a pacientes con Linfomas, Síndromes Mielodisplásicos y Mielofibrosis, de modo de ayudar al conocimiento de estas enfermedades, brindando contención y contribuyendo así a mejorar la calidad de vida de las personas que conviven con las mismas. Para mayor información pueden entrar a la página web: www.linfomasargentina.org