Requiem para un historico ombú que murió por negligencia y abandono.

Es éste el mismo árbol del que hicimos referencia anteriormente?

El famoso Ombú de las Barrancas de Belgrano era un ejemplar de más de 200 años. En 1940 había conquistado por Decreto Municipal el título de Árbol Notable de la Ciudad. De nada le valió, sin los tratamientos adecuados, murió en la indigencia y el abandono.

junio de 2007
No se le realizaron los tratamientos adecuados, ni se lo valló para protejerlo ni se pusieron los tutores necesarios para soportar sus inmensas y pesadas ramas. Sin vallado, hasta había gente que vivía adentro. La Dirección General de Arbolado había quedado en manos de funcionarios sin experiencia en arbolado y éstos fueron los resultados:

En diciembre de 2008 estaba verde, en abril de 2009 ya lo habían destrozado, en agosto terminaron de liquidarlo. El Ombú Notable se iba partiendo, a pedido del Gobierno de la Ciudad cada tanto venía Mantelectric y le cortaba más y más ramas, Como se ve en las fotos, primero lo dejaron casi sin hojas, meses después lo cortaron a menos de un metro del suelo. Finalmente terminó muriendo y lo arrancaron.

diciembre de 2008

abril de 2009, después de la primera “intervención” de Mantelectric

agosto de 2009, después de la segunda “intervención” de Mantelectric

Era un árbol que precisaba de un tratamiento cuidadoso, como todos los ancianos. El tratamiento que precisaba le fue negado por incompetencia. En vez de cuidarlo se lo podaba. Es sabido que a los ombúes NO se los poda…

Se transcribe un fragmento extraído del informe oficial del Coordinador de Sanidad Vegetal del Gobierno de la Ciudad, firmado en septiembre de 2009, que expresa la gravedad de la situación:

“Por último, es dable consignar aquí que durante muchos años esta Área de Sanidad Vegetal ha efectuado diferentes tratamientos terapéuticos para salvaguardar a este ejemplar notable, pero las falencias de índole operativa como la falta de insumos fitoterápicos fungicidas o el mal funcionamiento o la no renovación de los Equipos de desinsectización y desinfección han provocado que no se llegue a tiempo para evitar el avance de los agentes perjudiciales del arbolado público tanto de origen animal como vegetal, cuyas consecuencias hacen que se produzcan daños irreparables como en el presente caso.”

Nos contaron que los cuidadores de la plaza lloraron amargamente. Los vecinos también…
Fuente: http://defendamosnuestrosarboles.blogspot.com/